Desafíos y oportunidades: El reto de la juventud en España según la OCDE

El reciente informe de la OCDE sobre España, enfocado en la situación de los jóvenes, revela un panorama preocupante a pesar de los avances generales del país en términos de riqueza, salud, apertura y libertad. Aunque España ostenta el estatus de quinta economía de la Unión Europea, el desafío que enfrenta la juventud en su transición a la vida adulta es notorio, según Aida Caldera, jefa de división del departamento de economía de la OCDE y coautora del estudio.

Tal y como informa El País, uno de los problemas más evidentes es el de desempleo juvenil, que se sitúa entre los más altos dentro de los países de la OCDE. Aunque ha habido mejoras en la temporalidad, los salarios aún permanecen bajos y las condiciones laborales se consideran mediocres. El informe destaca que el 28% de los menores de 25 años está desempleado, y la alta tasa de desempleo, la baja calidad de empleo y las dificultades para dejar el hogar familiar contribuyen a que la vida de los jóvenes españoles sea más desafiante que la de sus homólogos en otros países europeos.

El documento revela que, según datos de 2021, aproximadamente el 50% de los jóvenes españoles entre 15 y 29 años se sienten satisfechos con sus vidas, pero esta cifra disminuye al 40% cuando se trata de sus perspectivas de futuro y al 30% cuando se aborda su situación económica. Además, un preocupante 16% admitió haber experimentado trastornos mentales, más del doble en comparación con 2017, y solo la mitad de ellos buscó ayuda profesional.

La alta proporción de jóvenes con educación superior que no encuentran empleo acorde con su formación también es un problema destacado. Cerca del 40% de las personas entre 15 y 34 años afirmaron en 2022 que su nivel educativo alto no les ayudó a conseguir su trabajo actual, una de las tasas más altas de la Unión Europea. Asimismo, alrededor del 36% de los titulados universitarios españoles están sobrecualificados para su primer empleo.

Para abordar estos desafíos, el informe sugiere la necesidad de una mejor conexión entre el mercado laboral y las universidades. Se destaca la importancia de revisar y diseñar grados académicos adaptados a las necesidades del sector empresarial, siguiendo ejemplos de países como Holanda y los países nórdicos. Además, sugiere proporcionar a los estudiantes más información sobre las salidas profesionales disponibles.

El informe destaca la importancia de mejorar los programas de empleo en España, señalando que la proporción de solicitantes de empleo que se comunican regularmente con los servicios públicos de empleo es baja en comparación con los otros países de la OCDE. Además, se sugiere una mejora en la calidad y la cantidad de orientadores en estos servicios para ofrecer un asesoramiento más efectivo a los solicitantes.

El Mundo también informa que, en relación con la vivienda, el informe resalta la difícil transición de la educación al mercado laboral, combinada con la falta de viviendas asequibles, como un obstáculo significativo para la independencia de los jóvenes españoles. Solo el 22% de aquellos entre 15 y 29 años vive exclusivamente de sus ingresos, y el 36% depende completamente de otros, posponiendo su independencia hasta los 30 años, casi cuatro años más tarde que la media de la OCDE.

El informe aboga por una mayor inversión en vivienda social y destaca el bajo porcentaje que España dedica a este fin en comparación con la media de la OCDE. La falta de estabilidad económica es citada como el principal motivo para que el 65% de los jóvenes que viven con sus padres deseen independizarse. La carencia de un mercado de alquiler asequible y sostenido en el tiempo se señala como una de las principales razones para este fenómeno, con un aumento del 40% en los precios de alquiler en la última década.

A modo de resumen debes saber que el informe de la OCDE destaca la urgencia de abordar los desafíos que enfrenta la juventud española en su transición a la vida adulta. La coordinación entre diferentes ministerios y niveles de gobierno es esencial para alinear objetivos y garantizar que las políticas públicas sean efectivas y aborden integralmente los problemas identificados en el informe. La implementación de medidas para mejorar la conexión entre la educación y el empleo, así como la inversión en vivienda social, son pasos clave para ofrecer a los jóvenes oportunidades significativas y promover una transición exitosa a la vida adulta.

Image by Sum2000 from Pixabay